domingo, 7 de octubre de 2012

SENADIS: Un millón se invierte en ayudas técnicas para discapacitados


Un millón se invierte  en ayudas técnicas para  discapacitados
Un promedio de un millón de dólares anual invierte la Secretaría Nacional de Discapacidad (Senadis) en prótesis, sillas de ruedas, audífonos, todos clasificados como ayudas técnicas para mejorar la calidad de vida de las personas con necesidades especiales.
Son equipos, productos o instrumentos para contribuir a mejorar la calidad de vida de estas personas. Del presupuesto de inversión, las ayudas técnicas representan el 20% de la asignación.
Aníbal Miranda, subdirector general del Senadis, explicó que el Programa de Ayudas Técnicas (Fodis) se gasta en su totalidad y, una vez se ha invertido, crecen nuevamente las solicitudes de ayudas para discapacidades físicas como sillas de ruedas, bastones, andaderas y prótesis (la mayoría constituida por piernas), y en segundo lugar, audífonos, implantes cocleares, ayudas tecnológicas para personas con discapacidad visual como computadoras, y hormonas de crecimiento, las que son muy costosas.
Dijo que como parte de esas ayudas técnicas han financiado implantes cocleares, audífonos para pérdidas auditivas profundas y moderadas, en cuya adquisición dedican grandes esfuerzos, porque no solo se trata de conseguirlos, sino que sean específicos para las necesidades de las personas.
Además, explicó que deben cumplir requisitos específicos, estipulados en fichas técnicas aprobadas por la Caja de Seguro Social (CSS), Ministerio de Salud (Minsa), Universidad de las Américas (Udelas) y el Instituto Panameño de Habilitación Especial (IPHE).
Cuando un paciente llega a Senadis, tiene que venir con una serie de pruebas, en el caso de aquellos con pérdidas auditivas, como una audiometría que indica específicamente cuál es el tipo de pérdida auditiva que padece, así como una evaluación social.
Luego se estudia cuál es el audífono que más le conviene, y de las cotizaciones que traen se hace una elección.
La audiometría dice si es una pérdida profunda, moderada o leve.
La financiación de estas ayudas es total, dijo Miranda, pero si la persona quiere solo una ayuda parcial, se le brinda.
Para recibirla no es determinante la situación de pobreza o que las personas trabajen, sino el costo de la ayuda y su funcionabilidad, dependiendo de su entorno, afirmó Miranda.
Tipos de ayuda
El subdirector de Senadis citó como ejemplo un implante coclear, que cuesta $25 mil sin incluir la cirugía y gastos de hospitalización.
Una silla de ruedas cuesta $5 mil, porque está diseñada para la persona, le ofrece una mejor postura, le evita dolores de espalda y úlceras y brinda una mayor movilidad e independencia.
Igual ocurre con los audífonos que aunque en el mercado hay desde $500, los de $1,500 a $2,000 permiten al paciente aprovechar mejor la calidad del sonido porque filtran los ruidos, se pueden usar en una conferencia y se adaptan al sistema.
Dependiendo de la presentación, son adaptados al teléfono, se pueden conectar al celular, tienen bluetooth que van al audífono y están orientados a mejorar la calidad de vida del paciente.
Miranda advirtió que no siempre lo más avanzado y más costoso es funcional.
“Hay veces que tenemos una prótesis electrónica que se carga con batería de litio, que cuesta $40 mil, pero la persona vive en Cañas Arriba, se dedica a la agricultura y probablemente esa prótesis, que fue ideada para una persona de la ciudad que camina en calles pavimentadas, no le va a funcionar; quizás otra de buena calidad, más fuerte y menos sofisticada y que sea funcional. Eso es lo que buscamos”, afirmó.
En Panamá, el 11.3% de la población tiene algún tipo de discapacidad. De ese porcentaje, el 3.2% tiene pérdidas auditivas, con rangos de media a leve y moderada.
Servicios
En los últimos 12 meses, Senadis ha brindado 500 servicios en materia de interpretación de lenguaje de señas, lo que incluye servicios de intérpretes para casos en el Ministerio Público, solicitados por los fiscales, y las capacitaciones a funcionarios y trabajadores de la empresa privada.
“No van a ser intérpretes, pero van a tener lo básico para comunicarse”, aseguró Miranda.

Clasificación de ayudas

  • Las ayudas técnicas se clasifican por discapacidad, según su uso y contexto.
  • Ayudas para el tratamiento y el entrenamiento, órtesis y prótesis, para la protección y el cuidado personal, movilidad personal y para las tareas domésticas.
  • Mobiliario y adaptaciones del hogar, entornos laborales y otras; ayudas para la comunicación, información y señalización y equipamiento para la mejora del entorno.
  • Entre el 2011 y 2012 se han dado 14 ayudas de tipo visual, 12 auditivas, 232 físicas, 14 múltiples y 8 de tipo intelectual.
  • El año pasado se desembolsó $625 mil 854 con 39 centavos. En lo que va del año, van $289 mil 008 con 40 centavos, que han beneficiado a 88 personas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada