jueves, 29 de enero de 2015

“Soy objeto de una persecución política por parte del presidente Varela”, Martinelli


Plan
  • Nulidad: El abogado Sittón advirtió que la Fiscalía Segunda Anticorrupción realizó actos de investigación en contra del expresidente, pese a que su despacho no tenía competencia para investigarlo, lo que demuestra uno de los tantos vicios de nulidad.
  • Persecución: El expresidente Martinelli ha hecho alusión al Plan Varela. Destacó que las acusaciones en su contra son por presiones aplicadas a exfuncionarios de su gobierno que en estos momentos están imputados, porque les han encontrado cuantiosos recursos.
Una muestra de la existencia del Plan Varela salió a relucir en la noche de ayer, cuando los nueve magistrados de la Corte Suprema de Justicia, en pleno, dispusieron admitir una investigación en contra del expresidente de la República Ricardo Martinelli.
Los magistrados decidieron dar luz verde al proceso contra Martinelli, a pesar de que sus abogados, en horas de la mañana, habían presentado tres recursos que advertían vicios en este proceso.
Por su parte, el exmandatario, quien viajó a la sesión plenaria del Parlacen, en Guatemala, denunció a los medios internacionales las presiones políticas a las que está sometido el sistema de justicia en Panamá.
Dijo que estas presiones están siendo utilizadas para perseguirlo políticamente, porque es la única voz de la oposición del país.
Soy objeto de una persecución política por parte del presidente Varela”, dijo Martinelli ante los medios de Guatemala, al detallar la existencia de dichas presiones por parte del Gobierno dentro de los despachos de instrucción del Ministerio Público.
Explicó el exmandatario que lo que buscan es que las personas que trabajaron en su gobierno y que se les han encontrado cuantiosos recursos declaren en su contra.
Las palabras de Martinelli se dan en alusión a las declaraciones indagatorias de los exdirectores del Programa de Ayuda Nacional (PAN) Giacomo Tamburrelli y Rafael Guardia, las cuales fueron publicadas íntegramente en los medios de comunicación y en las redes sociales.
Este mismo despliegue mediático se vio de manifiesto en la Corte Suprema de Justicia, ya que antes de conocerse el fallo de admitir la investigación contra Martinelli, el mismo había sido publicado en cuentas de Twitter de adversarios del exmandatario y en algunos canales de televisión contrarios a su administración gubernamental.
Para el abogado Sidney Sittón, el sistema de administración de justicia está padeciendo de un síndrome de decadencia.
En estos duros términos se refirió a los magistrados, “porque son ellos quienes están obligados a defender las garantías fundamentales de los ciudadanos y están violando estos principios”.
Ricardo Martinelli sería investigado mediante el Sistema Penal Acusatorio en un juicio especial en el pleno de la Corte, por su condición de parlamentario, tal como lo establece la Ley 63 de 2008, que crea este nuevo sistema de procedimientos penales.
Sittón indicó que uno de los principios de esta normativa procesal es el derecho a la presunción de inocencia y, por consiguiente, se prohíbe la promoción en los medios de comunicación en los casos penales en los que se mencione el nombre de los imputados.
A juicio de Sittón, la decadencia a la que se refiere es que es completamente inaceptable que la Corte Suprema asuma una situación similar a la aplicada por la Asamblea Nacional sobre la investigación que realiza este órgano del Estado en contra del magistrado suspendido Alejandro Moncada Luna.
Contradicciones
Sidney Sittón considera que la Corte no debe limitarse a que el levantamiento del fuero del expresidente Martinelli solo recaiga en el Tribunal Electoral.
Según el abogado, debe darse el trámite también, a través del Parlacen, porque de no ser así, se estaría caminando en línea contraria a lo que decretaron, meses atrás, en el caso Cemis.
Sittón explicó que este mismo pleno de la Corte consideró que no era viable una investigación en contra de Torrijos, por haber gozado del fuero de parlamentario centroamericano, en momentos en que era investigado por el otorgamiento de sobornos para aprobar el contrato del Cemis.
La propia diputada oficialista Zulay Rodríguez reconoció que no se puede investigar al expresidente Martinelli, porque goza de fuero, y puso como ejemplo el caso de su copartidario Martín Torrijos, que recibió sobreseimiento por la propia Corte, al gozar de fuero como parlamentario.
Sin embargo, pese a estas advertencias, la Corte no ha tomado en cuenta al Parlacen y decidió nombrar a los magistrados que se encargarán del proceso, sin siquiera, tampoco, esperar la decisión de los magistrados del Tribunal Electoral, quienes deberán decidir si levantan el fuero electoral al exmandatario.
El Pleno nombró al magistrado Oydén Ortega como fiscal de la causa y al magistrado Jerónimo Mejía como juez de garantías.
Ambos magistrados fueron nombrados durante la administración del expresidente Martín Torrijos.
Explicó el jurista que existe un tratado internacional que establece el protocolo del Parlacen para que se le levante el fuero al expresidente por esta vía y para ello debe agotarse el proceso que esta norma establece y que es ley de la República.
“Él (Ricardo Martinelli) tiene inmunidad plena en su persona y en sus bienes, y eso lo dice la Convención de Viena”, señaló Sittón.
El expresidente Ricardo Martinelli habló alto y claro a su llegada a la sesión del Parlacen en Guatemala.
“Yo no vengo a esconderme en ningún lugar, yo vengo a dar la cara y a demostrar que Juan Carlos Varela es un perseguidor”, destacó Martinelli.
Para el exmandatario, hay una abierta injerencia del presidente Varela dentro del sistema de administración de justicia, con el propósito de acallar a la oposición política del país.
Será al Tribunal Electoral que le tocará levantarle el fuero a Martinelli, que según el dirigente de la oposición, con sus hechos ha demostrado una abierta parcialidad a favor del gobierno de turno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario